Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2015

Mindless

Las gotas restantes de la llovizna de anoche se perseguían por la ventana. La alarma comenzaba su son, como todas las mañanas, aunque esta vez no había nadie para escucharla. Mis padres terminaron por desesperarse de la alarma e irrumpieron en mi cuarto con cierta molestia, que inmediatamente fue retirada de sus mentes al encontrar la ausencia de mi cuerpo en la cama. Buscaron por toda la casa y alrededor, llamaron a primos, tíos y amigos con esperanza de poder encontrarme. Sin resultados. Nadie sabía dónde pude haber ido.

Vigésima séptima entrada

Si este año solo pudiera leer un libro, sería Después de echar una mirada a la pila de mis libros favoritos y preguntarme si este año pudiera leer solo un libro, me fue irresistible abalanzarme sobre La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joël Dicker. Lo compré a principios de mes y no le saqué la nariz por una semana. Las noches que me observaron leerlo se aliaron al insomnio y los sueños vívidos, manteniéndome inmerso, atónito con cada nueva pista que le daba otro rumbo a la historia, que era desbaratado después por indicios de páginas siguientes. Un caos que se desenmaraña con la sensación de avanzar en la investigación al ritmo de Marcus Goldman y el teniente Gahalowood, o quizá más rápido por las suposiciones que uno puede hacer y Marcus corrobora en seguida. Los falsos rastros son lo que más estrujan los sesos, pues le dan esa latencia que el caso permanecerá sin resolver. No está de más mencionar los consejos entre líneas acerca de cómo escribir una obra maestra y cómo comba…