Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2016

Divagación iii

Al centrarme en mis notas, ella comienza a canturrear y mecerse sutilmente. Luego posa su mejilla en una mano y mira distraída. Pasa del sillón donde se sentaba al suelo; allí, así, se abraza las rodillas, como suele hacerlo ahora en febrero. 
Trae puesta una chamarra, a pesar del clima cálido. Quién sabe por qué. Mas le sienta bien. Su cabello cae sobre sus hombros, le envuelve. Se cuela un viento frío, quizá desde una ventana abierta. Ella se abraza más fuerte. Castañean sus dientes. Recarga la barbilla en sus rodillas. Abre los ojos, sorprendida, observa a su alrededor y escribe. Traza firme y oculta sus letras.
¿Que cómo se llama? No sé cómo se llama. Podría acercarme a preguntar. Se pone de pie. Avanza rápido, como el viento. Se desliza. Choca con un chico. Ambos se disculpan. ¿Por qué no la mira? Yo la miro. Se aleja tras el pasillo, vuela. Las manos las mantiene en los bolsillos.

Divagación*

desde que estaba sentado en el césped sin saber qué escribir, pasando por escuchar Nocturne enaltavozhastaquemecambiédelugarporquelosmosquitosempezabanarondarmicabeza*
Maybe it's better that I've forgotten my headphones. Listening to music out loud allows me to hear the birds at the same time, like the ones that could be heard in —takes time to look for the song's names —Crashed Out and After the Moment or Hold Me Now, I can't even remember now. See? Time's doing its job.