Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2016

Donde fuiste feliz alguna vez

[...]
«No deberías volver jamás a nada, a nadie, pues toda historia interrumpida tan sólo sobrevive para vengarse en la ilusión, clavarle su cuchillo desesperado, morir asesinado.

«Mas sabes que la dicha es como un criminal que seduce a su víctima que la reclama con atroz dulzura mientras esconde la mano homicida.
«Sabes que volverás, que te hallas condenado a regresar, humilde, donde fuiste feliz.
«Sabes que volverás porque la dicha consistió en marcarte con la nostalgia, convertirte la vida en cicatriz; y si has de ser leal, girarás errabundo alrededor del desastre entrañable como girase un perro ante la tumba de su dueño... su dueño... su dueño...»
—Félix Grande